Generación 2.0

Hablar de historia no es unicamente hablar de hechos que ocurrieron en un momento determinado del tiempo, sino también es hablar de personajes que marcan una generación de científicos, pensadores, músicos, literatos,…

Generación ha sido empleado para designar históricamente a adultos que marcan una época. Pero, ¿Qué es la Generación 2.0?

Imagen relacionada
Imagen extraída del Blog: Medimusea.com

La generación 2.0 hace referencia a los jóvenes actuales que en un futuro próximo serán los adultos que lleven la dirección de la sociedad. Es decir, son aquellas personas que viven en la red, esto es, estudian en red, se relacionan en red, comercialización en red, etc.

¿Cuáles son los elementos más significativos que marca esta nueva generación?

Esta generación se ve marcada por un PENSAMIENTO NO LINEAL, ahora la información es percibida con un click; de esta manera deja de aplicarse la lógica y, por ende, el razonamiento de una forma secuencial y temporal, resultando difícil establecer unos límites, unas conclusiones e incluso percibir la conexión de hechos en un determinado estado afectivo.

Otro punto a tener en cuenta es el AUTODESCUBRIMIENTO, este se genera en el momento que se crea un perfil en la red, quedando reducida la dimensión social a las redes sociales. Por lo tanto, viven en la red, pues crea su identidad en ella y se relaciona en ella.

Cuenta con ACCESO GLOBAL tanto de personas como de contenidos. Blogs, redes sociales, matriculaciones universitarias, pagar impuesto o penalizaciones, acceder a datos bancarios,… realizar estas acciones se puede desde cualquier lugar del mundo. Internet, dentro de este acceso global de contenidos se muestra como un pozo de conocimiento sin fondo, pero ¿Por qué no hay límite en esta vía? La barrera del límite en cualquier momento se puede ver superada ocasionada por “la subida de información” de cualquier usuario (por ejemplo: Una serie o película que esté en la red antes de su estreno). De esta manera, la información la genera individuos particulares, escapando de la mano de las empresas y de los estados, haciendo que paulatinamente pierdan el control sobre la red.

Por último, el elemento de la GLOBALIZACIÓN DE LA CULTURA Y SUS MANIFESTACIONES. Si bien antes las barreras geográficas y políticas marcaban los puntos culturales de una sociedad, en una sociedad global, como la actual, se pierde esa demarcación.
Un sujeto se conforma según su entorno directo (lo social y lo familiar), este sujeto, en el momento que descubre la aldea global de la red, es esta quien ayuda a descubrir y marcar su propia identidad.

Esta nueva generación es un nuevo tipo de sociedad, la 2.0, que marca una nueva forma de ser y un cambio en la pirámide del poder. Los que tenían el poder dejan de tenerlo, y los que no tenían comienzan a ejercerlo, un ejemplo de ello se puede ver en el rol del maestro y el alumno.

El acceso libre a la red permite que un ciudadano anónimo pase sin explicación alguna a generar todo un posicionamiento en la red, es decir, pase de ser alguien al que no se le tiene en cuenta a ser un referente, como los Influencer y Youtubers. Esto marca una vía fácil para ser “El personaje del año” como aquella portada del Time del 2006 que anunciaba “El personaje del año eres tú”. De hecho, cabe mencionar, que el sueño del alumno actual no es se astronauta, policía o veterinario, sino es ser Influencer o Youtuber. Busca ser algo y ser reconocido en la red. Busca ser EL PERSONAJE DEL AÑO.

Resultado de imagen de times diciembre 2006
Portada Times. Diciembre 2006

El acceso libre a la red también es todo un referente en revueltas o movimientos sociales como lo es el actual hashtag #Fridayforfuture y sus consiguientes manifestaciones a nivel global contra el cambio climatico y el calentamiento global o como lo fue la conocida “Primavera árabe” (2010-2013) donde el pueblo árabe se unió en defensa de la democracia y los derechos sociales.

Imagen relacionada
Logo del movimiento “Fridays for Future”

Ante toda esta avalancha de desarrollo, avance tecnológico y vida en la red, es necesario que el individuo, el ciudadano, el joven, el alumno, el hijo,… debe aprender que esa persona no es un sujeto que se muestra pasivo y receptor de toda la información y modo de vida que circula en la red, debe aprender que es alguien que interactúa directamente con la información, y por ello mismo, debe saber diferenciar la información adecuada de la inadecuada, la útil de la accesoria…

Por que como aparece en la tesis 95 del Manifiesto Cluetrain (publicado en el año 2000):

"Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando. Pero no estamos esperando"

 Bibliografía y Webs recomendada:

Manifiesto de Cluetrain” Fredrick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger
La sociedad de la transparencia” y “La sociedad del cansancio”  Byun Chul-Han
http://www.afcontext.com/generacion-2-0-adolescentes-y-redes-sociales/
https://www.youtube.com/watch?v=irWtW7GxDRk https://www.researchgate.net/publication/266911630_Generacion_20_Una_aproximacion_al_uso_de_las_tecnologias_en_jovenes_universitarios_de_Rio_Cuarto

Anuncios

La democracia mediática

Es necesario dirigir la mirada a la actualidad política y ser conscientes de la gran influencia de los medios de comunicación en nuestra sociedad, en relación a nuestra forma de vivir la ciudadanía. Esto es lo que muchos analistas políticos denominan como “Democracia mediática”.

Un ejemplo bastante claro de este nuevo concepto es el enorme despliegue mediático llevado a cabo por los políticos en las campañas electorales, donde no solo hay una fuerte inversión en marketing sino que también podemos ver auténticos shows televisivos al estilo “Salsa Rosa” con tertulias, debates, entrevistas e incluso concentraciones donde hay un sitio para los espectáculos musicales.

Los medios de comunicación influyen no solo en nuestras propias expectativas y experiencias, sino que también son los propios conformadores de nuestra propia opinión. Razón por la cual es tan importante la información que tenemos de un/a candidato/a político/a y la imagen; pues esto será crucial para ejercer el voto en las elecciones. Unas elecciones que deciden, en cierto modo, el destino de un país.

Las diversas fuerzas políticas buscan extender sus tentáculos con su “buena imagen” a través de diversos foros de la comunicación, ya sea a través de Internet con blogs, páginas de Facebook, Twitter,… televisión o periódico, lugares donde la transmisión de la información y las decisiones son de mayor influencia para garantizar la fidelidad del electorado. Esto siempre me gusta explicarlo con el siguiente ejemplo: El ciudadano es conocedor de qué tipo de prensa ha de leer o en qué canal verá el telediario según su ideología política, quedando al margen – en cierta mediada- del resto de opiniones.

Pero no todo gira entorno a la “buena imagen”, cabe mencionar esos grandes grupos de poder económico que respaldan ciertos políticos y que a su vez componen, desde sus propios medios, la realidad que los ciudadanos consideran como objetiva, siendo no más que una verdad basada en el puro interés y beneficio para ellos mismos, y no para el de los ciudadanos.

De esta manera, surge una nueva forma de cómo hacer política, una política que se basa en la personalización, espectacularización y sustitución.
Esto es un abandono del discurso racional entre partidos políticos, portadores de ideas y con un programa para debatir, pasando a ser un enfrentamiento personal de unos “personajes” que triunfarán si logran que el público se identifiquen con ellos, al mismo tiempo que emplean sus propios métodos en el mundo del marketing, con el fin de mantener la atención y entretener al espectador, considerando que la emoción vale más que la razón; y, por último, esa imagen que proyecta el líder y su capacidad comunicativa hace más que las ideas o proyectos defendidos.

Este nuevo tipo de democracia mediática pone en peligro la autentica democracia. El sistema mediático ha de estar al servicio de la democracia y no ser ni un poder paralelo ni un contrapoder.

Biotecnología en el terreno de la bioética

Todo filósofo no solo se pregunta por sí mismo y su entorno, sino que debe ir más allá de la propia respuesta conceptual y actuar, es el terreno de la praxis.

Los últimos par de siglos de nuestra época, se ha visto marcado por una innovación incesante en casi todos los terrenos de la vida social. Esos cambios, en gran medida, afectan a nuestra cultura material, siendo estos resultado de los descubrimientos de la ciencia y la tecnología moderna.

Vivimos una época de cambio tecnológico acelerado, en efecto, la modificación del entrono natural por la mano del hombre ha avanzado de forma acelerada. Pero una vez más nos encontramos con ventajas e inconvenientes de esta aceleración.

Ciencia y tecnología, ambas han proporcionado al ser humanos unos niveles de bienestar muy superiores con respecto a otras épocas atrasadas, no hay más que ver el cambio sufrido en el “trabajo del campo”. El grado de comodidad, seguridad, libertad y cultura del que gozamos a día de hoy, es, en gran medida, proporcionado por la tecnología moderna, la cual ha sido creada y movilizada por la inteligencia y el esfuerzo humano.

Pero, encierra peligros en los que el ser humano pueda utilizar esa tecnología de forma inadecuada, y lo haga hasta el punto de poner en peligro la propia supervivencia de nuestra especie sobre el planeta. De esto último muchas distopías se han descrito en los libros, series de TV y películas, “El atlas de las nubes”, “Gattaca”, “La travesía”, “Ex Machine”, la exitosa serie “Black mirror”,… entre otros, muestran claramente el peligro que pueda traer el mal uso de ese avance tecnológico.

El avance de la biotecnología permite modificar nuestra propia constitución biológica, de hecho, la medicina, desde tiempo inmemorial ha pretendido curar las enfermedades y aliviar el sufrimiento humano. Lo que me viene a la mente la siguiente cuestión ¿sigue el ser humano sujeto a la selección natural? No, el ser humano ya es una especie débil, se encuentra en la cúspide de la cadena alimenticia, pero, es únicamente gracias a los medios materiales que ha puesto para llegar a ello. Sino existieran los anteojos a muchos de nosotros nos hubiera comido el peligro.

merits
Imagen extraída de la serie de TV “Black Mirror” capítulo “15 millones de méritos” 

La aplicación de las biotecnologías en los propios seres humanos abre horizontes espectaculares, pues estas comienzan a corregir las enfermedades congénitas que aquejan a tanta gente, y dolencias como el cáncer podrán encontrar tratamientos efectivos a no muy largo plazo. Pero tiene una faceta realmente inquietante desde un punto de vista ético, que cuando lo aplicamos esas tecnologías al propio ser humano ¿Qué limites morales debemos imponer a nuestra actuación en este terreno?

Y, para finalizar, se queda abierto el debate: ¿Es lícito, por ejemplo, la clonación de seres humanos, con independencia que podamos realizarla con más o menos pericia técnica? ¿Debemos tener el derecho de modificar a nuestro antojo las características genéticas de nuestra descendencia, simplemente por el hecho de poder hacerlo? si fuera esto posible, ¿cómo actuaría lo sociedad? ¿Se podrá llegar a crear individuos incapaces de albergar sentimientos de culpa, o incluso sin sentimiento en general? Cuando estamos en condiciones de modificar la constitución génica de nuestro cuerpo, ¿será correcto hacerlo sin más límites que nuestros propios deseos al respecto? Estas y muchas más preguntas abren todo un nuevo campo de problemas a la reflexión ética.

Problemas de nuestros tiempos

Actualmente vivimos en un tiempo de cambios acelerados, llenos de nuevas oportunidades, pero también de nuevos peligros. Un tiempo en el que la riqueza crece, pero también las desigualdades; un tiempo en el que aumenta nuestro conocimiento de la naturaleza, pero también el riesgo de que destruyamos sus equilibrios. En este escenario, cargado de promesas y amenazas debemos expresar nuestras ideas y cuestionarnos conceptos, a veces simples, y a veces no tan simples, como es el de igualdad.

Realmente, ¿Vivimos en una sociedad igualitaria?
El respeto de los derechos humanos exige tratar a toda persona por <<igual en dignidad>>, pero no todos somos iguales, tanto a nivel genético como a nivel social, pues la riqueza y las oportunidades se distribuyen de manera dispar.

¿Tenemos todos las mismas oportunidades?
Para que una persona pueda desarrollar sus capacidades, esta debe tener acceso a las oportunidades que la propia sociedad le ofrece. El problema, es que las victimas de la desigualdad se encuentran excluidas de ese acceso.

Por ejemplo, una persona que viva en la pobreza, que no tenga los medios de vida que le permitan acceder a las oportunidades de bienestar material, cultural y social, que no sepa ni leer ni escribir, pero tiene una gran imaginación, increíble para escribir libros y ser una gran escritora, ¿podría serlo? ¿Cuánto le costaría llegar a serlo? No tendría las oportunidades adecuadas para hacerlo porque sus circunstancias sociales la han excluido de ello.

¿Qué es lo que hace que hayan tantas desigualdades en una sociedad global que debería ser igual?
Los distintos países. Actualmente hay más de 190 países en el mundo, y todos ellos se han construido a través de complejísimos procesos históricos, donde cada uno de ellos tiene una cultura y una tradición diferente, lo que hace que se genere -en su mayoría- inmensas discrepancias que llevan el sinónimo de conflicto bélico.

Estos conflictos marcan y han marcado, generalmente, la gran diferencia en desigualdad entre países, surgiendo el fenómeno del subdesarrollo en el ámbito económico, científico y cultura, y, el más importante, la falta de un desarrollo humano. Pues dentro de la comunidad internacional hay países que tienen menos oportunidades que otros para desarrollar el potencial humano de su población.

¿Cuál es el camino del desarrollo?
La actuación de un conjunto de factores, tanto a nivel interno como a nivel externo. El primero ayuda a transformar las mentalidades y las estructuras sociales a los países menos desarrollados. Así mismo, la educación generalizada de la población y la existencia de un poder político estable e impulsor del progreso pueden ser instrumentos decisivos en ese proceso de transformación.

Mientras que, el segundo factor, formaría parte de la existencia de un mercado internacional abierto a las exportaciones de toda índole procedente de los países pobres -pero, no solo las que interesen a los países más ricos. Y de una ayuda bien administrada, así como una inversión productiva de los desarrollados hacia los menos desarrollados.

¿Son responsables los países ricos del subdesarrollo de los pobres? Si, lo son. Exprimen y se aprovechan de la situación de debilidad y pobreza de los países llamados “Tercer Mundo” haciendo que empeore la situación de estos.

Si en el artículo 1 de la Declaración de los Derechos Humanos se defiende que: <<Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.>> ¿Por qué tanto odio e indiferencia hacia el que viene de un país subdesarrollado, si los culpables de que esas personas no tengan las mismas oportunidades, ni estén -en ciertos casos- en vías de desarrollo son por los llamados “países ricos”?

ff2ba73f8bdba70b1aab77b3ea19958a

Eugenesia – Darwinismo social

La teoría de la evolución de Charles Darwin propone una serie de ideas en las que se pretende aplicar a las estructuras sociales. En la teoría de la evolución de Darwin, se enuncia que los individuos de una especie tienen la propiedad de modificar sus características con el tiempo, de forma natural, apareciendo diferencias entre unos y otros. Después, al ser expuestos a las duras condiciones del ambiente, unos poseen mayores aptitudes que otros para sobrevivir y dejar descendencia, perpetuando sus características dentro de la especie, en detrimento de las de los menos aptos.

En el darwinismo social se contempla que la sociedad evoluciona y que los individuos que las componen están clasificados según sus aptitudes. Algunos autores afirman que el punto al que evolucionará la sociedad depende de los individuos que la componen. También se afirma que las distintas sociedades se encuentran en distintos grados de evolución, y que esto es debido a las aptitudes del conjunto de sus miembros.

La eugenesia, es una filosofía social que promulga la intervención humana en la forma en que los individuos de una sociedad se propagan (selección artificial). El objetivo que defiende es la creación de individuos más aptos para obtener como resultado una sociedad más evolucionada. Las ideas eugenéticas fueron adoptadas por algunas corrientes políticas, en algunos casos llegando a ser utilizadas para justificar la negación de derechos o la ejecución de crímenes.

Todo esto nos lleva a cuestionarnos: ¿Es más merecedor de ser parte de una sociedad un individuo que tiene mejores aptitudes? ¿Puede una sociedad eliminar a otra por estar menos desarrollada? Estas preguntas tienen una respuesta muy compleja porque tienen múltiples implicaciones.

Resultado de imagen de darwinismo

Corrupción ¿Parte del ADN humano?

Jordi Évole sobre la corrupción “Hay tantos casos de corrupción que nos han anestesiado y no pasa absolutamente nada”.

El tema de la corrupción es, sin duda, uno de los temas que preocupa especialmente a la sociedad, aunque ya ni nos impresiona, por ello mismo se han de demandar comportamientos éticos a políticos y empresas. Si los casos de corrupción política son alarmantes, al igual que también lo son los casos de corrupción empresarial. Resulta mucho más alarmante aquella en la que ambas quedan entrelazadas, como en casos de adjudicaciones fraudulentas de contrataciones, obras que no cubren ningún tipo de servicio sino que constituyen el negocio lucrativo de unos pocos, puertas giratorias, amnistías fiscales,…

Aunque no soy dada a las generalizaciones, en su mayoría, las personas que ostentan cargos de poder siempre pueden encontrar vericuetos legales e ilegales para sacar beneficio privado de su posición. Numerosos son los casos en los que las grandes empresas demuestras las ventajas de cómo tener una posición privilegiada. Son conocidos los escándalos bursátiles, las filtraciones de información, los monopolios encubiertos.

Por otro lado, desde el punto de vista de la política, todos conocemos casos numerosos que van desde los <<pequeños>> robos municipales de responsables políticos que meten mano a la caja (las famosas bolsas de basura), hasta fraudes multimillonarios al desviarse partidas a los bolsillos personales de los propios políticos.

corruption-640x366

Ante todos estos desmanes, cabe preguntarse: ¿Cuál es el origen de la corrupción? ¿Es algo que está en el ADN humano, esa tentación por hacer trampa, por saltarse las reglas del juego? ¿Cómo eliminar la corrupción? ¿Es suficiente con hacer leyes y mecanismos de control más sofisticados o es necesario, además, que las personas cambien? ¿Basta con la política y las leyes o también es preciso un compromiso ético?

 

El hombre moderno – Eugène Ionesco

Eugène Ionesco (1909-1994) uno de los principales dramaturgos del teatro del absurdo y escritor rumano en lengua francesa. Dijo en una conferencia en 1961:

eugene-ionesco1

“Mirad las personas que corren afanosas por las calles. No miran ni a la derecha ni a izquierda, con gesto preocupado, los ojos fijos en el suelo como los perros. Se lanzan hacia adelante, sin mirar ante sí, pues recorren maquinalmente el trayecto, conocido de antemano. En todas las grandes ciudades del mundo es lo mismo. El hombre moderno, universal, es el hombre apurado, no tiene tiempo, es prisionero de la necesidad, no comprende que algo pueda no ser útil; no comprende tampoco que, en el fondo, lo útil puede ser un peso inútil, agobiante. Si no se comprende la utilidad de lo inútil, la inutilidad de lo útil, no se comprende el arte. Y un país en donde no se comprende el arte es un país de esclavos o robots, un país de gente desdichada, de gente que no ríe ni sonríe, un país sin espíritu; donde no hay humorismo, donde no hay risa, hay cólera y odio […].

Por que esta gente atareada, ansiosa, que corre hacia una meta que no es humana o que no es más que un espejismo puede, súbitamente, al sonido de cualquier clarín, al llamado de cualquier loco o demonio, dejarse arrastrar por un fanatismo delirante, una rabia colectiva cualquiera, una histeria popular. Las rinocerontitis más diversas, de derecha y de izquierda, constituyen las amenazas que pesan sobre la humanidad que no tiene tiempo de reflexionar, de recuperar su serenidad o su lucidez […].”

El hombre moderno, hoy más actual que nunca, es el reflejo de un hombre que ha perdido el sentido de la vida, que ya no tiene tiempo para detenerse en las cosas inútiles, este hombre, está condenado, condenado a convertirse en una máquina sin alma.

El hombre moderno, se convierte en un esclavo, se convierte en una presa fácil de un fanatismo delirante o de un depredador público.

El hombre moderno, utiliza un utilitarismo asociado a una errónea idea de progreso. Donde los saberes humanísticos son inútiles. No hay duda de que en la fría conciencia que estamos viviendo, corresponde cada vez más la tarea de alimentar la esperanza, y hacer un cambio. Un cambio transformando la inutilidad en un utilísimo instrumento de oposición a la barbarie del presente.

La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices.

Albert Einstein

#Sialafilosofía

Queremos demostrar que la sociedad valenciana quiere que sus hijos e hijas sean ciudadanos/as críticos. El gobierno de Valencia (Compromís y PSOE) hace dos años que es gobierno y aun no ha hecho nada para revertir los hechos perversos de la LOMCE del PP contra la Filosofía. Si estás a favor de que cualquier ciudadano/a de la Comunidad Valenciana estudie Filosofía en los dos años de bachillerato, y no sea menos que cualquier otra de las autonomías que se ha hecho Filosofía obligatoria.


Gracias por querer tener una ciudadanía crítica.
#FilosofiaPV #SialaFilosofia #arafilosofia


Firma y comparte: http://bit.ly/2roYnRw

Artículo sobre la situación de la filosofía en la Comunidad Valenciana https://t.co/1oB9hq18M4

 

gal_2_col_10

La transcendencia del pensamiento utópico

El libro de Tomás Moro tuvo un gran éxito, pues supo plasmar los grandes defectos que caracterizan a las sociedades que existen en la realidad, es por ello que se interpreta como una seria crítica a la forma de hacer política que existía en su tiempo. Desde entonces muchos autores como Francis Bacon en La nueva Atlántida o como  Tommaso Campanella en La ciudad del Sol, han sabido plasmar una combinación entre una denuncia de los defectos presentes en las sociedades reales con la confianza en la capacidad de la razón humana para crear una nueva forma de organización política que que pueda hacernos mejores y más felices.

También existe una forma alternativa para denunciar los fallos de la sociedad, que consiste en mostrar el escenario de pesadilla en el que podría llegar a convertirse nuestra convivencia si no se corrigen estos errores. Estas descripciones fantásticas, han sido muy populares durante el siglo XX y se como conocen como distopías.

hqdefault
“Lo que nos lleva al fin … fuera del reino de la servil imitación de la Naturaleza, para entrar en el campo, mucho más interesante, de la invención humana.” Capitulo 1 Un mundo feliz de A. Huxley

Las distopías describen al detalle como una sociedad del futuro en la que el diseño político ha arrebatado la libertad y la dignidad de las personas. Aunque se trata de relatos imaginarios, las distopías nos proporcionan claves muy valiosas para interpretar el mundo en que vivimos, porque nos hacen pensar en las consecuencias que podrían tener ciertas prácticas sociales si se llevasen a su extremo. 

Existen una gran cantidad de obras que hacen referencia a estas distopías como por ejemplo: Un mundo feliz, de Aldous Huxley,  Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, El proceso de Franz Kafka,…

A menudo los planteamientos utópicos han sido menospreciados por su carácter ilusorio y alejado de la realidad. Sin embargo, las utopías también han servido para poner de manifiesto las incoherencias y las limitaciones de las formas de organización social en las que vivimos. En este sentido, el pensamiento utópico también puede proporcionar un horizonte esperanzador proyectado hacia el futuro, capaz de movilizar las energías de los individuos hacia el cambio en la situación de la sociedad.

Filosofía, democracia, educación

La democracia es el derecho a gobernar con el consentimiento del pueblo; partiendo de la idea de igualdad política de los ciudadanos, los cuales tienen derecho a participar en el poder y son los verdaderos soberanos.

Es necesaria la actividad filosófica en la democracia, en el caso de no serlo, ¿es posible realizar ciertas actividades si no sabemos sus fundamentos ni a donde encaminan?cuadro_gral

La UNESCO defiende que se ha de promover el desarrollo de la filosofía y de su enseñanza, de esta manera, se contribuye a la formación y la extensión mundial de una cultura democrática. Una Realpolitik  defiende la consolidación de la ciudadanía y el fortalecimiento de la democracia, bajo sus fundamentos conceptuales, sus concepciones (históricas y contemporáneas) e institucionalización.

Educar bajo unos fundamentos democráticos requiere, necesariamente, de todo aquello que engloba todos los preceptos filosóficos. Los ciudadanos, deben participar más comprometida y conscientemente en el destino de sus sociedades, fortaleciendo los valores públicos y de la moralidad civil. Educar es formar ciudadanos libres y responsables, y la enseñanza de una reflexión filosófica es concebida como un elemento clave para la formación de los ciudadanos. ¿Por qué negar algo que es necesario para la integración humana como es el pensamiento? Negar la filosofía requiere negar más de 2500 años de pensamiento. Negar la filosofía, su enseñanza y el filosofar en estados democráticos, es negar gente culta, gente que piensa y con fundamentos, ¿por qué se ha de temer una sociedad con valores?

Filosofía y democracia debe ir unida de la mano, puesto que esta no hubiera exisistido sin la ayuda de la otra. Les unen un parentesco de conquista histórica, pues sin la capacidad que tienen los individuos para discutir no hubiera sido posible un progreso. Antes de obedecer se ha de pensar, el problema se encuentra cuando el ciudadano no piensa y solo obedece; de esta manera, han sido como se han originado las grandes revoluciones sociales de la historia, como la revolución francesa, cuyos ideales:  “Liberté,Égalité, Fraternité” son la base de toda sociedad democrática. Sin la capacidad que tiene el individuo de pensar, esto no hubiese ocurrido, y el pensar se encuentra dentro de unos de los criterios de la democracia.

Sin las nociones de libertad, autonomía individual, capacidad crítica y autocrítica, ¿se habría dado la democracia? Se tratan de unas nociones normativas democráticas, cuyas bases se asientan en un pensamiento divergente y cuyo significado filosófico otorga a una sociedad civil estabilidad y credibilidad.

La enseñanza de la reflexión filosófica, hace que con el paso del tiempo, esta sea autónoma, sin ningún imperativo religioso, ni económico, ni político o ideológico, ni técnico. La enseñanza filosófica permite la comprensión, la crítica y la comparación de las diferentes culturas que anidan en nuestro mundo. De hecho sin ella, seguirían habiendo dictaduras; sin olvidar que una dictadura atenta sobre los principios de una sociedad democrática. La educación conduce siempre a un desarrollo mayor de la democracia y de la creatividad filosófica. De no tenerla, se tendría una fijación en un humanismo arcaizante, descontextualizado e integramente lamentable, para evitarlo, necesitamos de la filosofía, de su educación, para lograr esa cultura más integrada, de conseguirlo no se caería en un empobrecimiento vital y en unas fracturas sociales tan negativas que repercutiría al nivel de civilización y de humanidad.

La enseñanza de la reflexión filosófica, es concebirla como un elemento clave de la formación de ciudadanos bajo un sistema democrático, donde no se prive de la libre circulación de ideas y de los procesos de deliberación y elección.

Albert Einstein dijo: “Restringir el conocimiento a un grupo muy reducido es matar el espíritu filosófico de la gente”