¿Qué es un ser humano? Grupo 4-8 años

Llevamos unas semanas trabajando sobre el tema de Antropogénesis en el Taller de Filosofía para Niñ@s que se realizan en Köln. Un tema que aún no se ha podido dar por cerrado, porque como ocurre en este tipo de comunidades de investigación, nunca nada se pueda dar por cerrado, y mucho menos en Filosofía.

Una de las preguntas con más controversia a lo largo de la historia es preguntarse por el ser humano. Las religiones, la filosofía, las diversas ciencias permiten profundizar en las entrañas del propio hombre, descubriendo su conformación genética, los sistemas que forman su compleja biología, los procesos mentales,… Pero la pregunta sería ¿qué hay en el hombre que le haga ser tal?

Así lo ven ell@s, niñ@s de entre 4 y 8 años.

¿Qué es un ser humano?

Un ser humano es una persona que habla -Pablo 5 años
+¿Entonces las personas mudas no son humanas?
Un ser humano es una persona que anda con dos piernas – Aram 6 años
+ ¿Entonces las personas que van en silla de ruedas y no pueden caminar no son humanas?
Un ser humano es un ser que puede hacer muchas cosas como estudiar, correr, saltar,… -Antía 7 años
¡Ah! ya lo sé. Un ser humano es una persona que puede pensar y comunicarse de cualquier manera, no solo hablando, sino también con símbolos, como con el arte. Un ser humano es una persona que puede andar con piernas o con otras cosas. Un ser humano somos nosotros. Si nos vemos no hace falta definirlo –(en nosotros mismos está incluida la definición en su aspecto físico)– , porque nos podríamos comparar con un animal y vemos que no somos iguales.
También es una persona que siente. -Matilda 7 años
+¿A qué te refieres con sentir?
-Pues, que puede ver, tocar, oler,… y que también puede estar triste, alegre, cabreado,… -Matilda 7 años
+ ¿Y el resto de animales? ¿Los animales no humanos pueden sentir?
Sí, que siente. Un perro puede llorar de tristeza haciendo así (imita el sonido del perro cuando llora) – Antía
O un mono cuando se alegra hace así (imita saltando un mono, gritando y aplaudiendo) – Aram
¡Ya lo sé! Un ser humano es todo lo que he dicho antes, y también que puede imitar al resto de animales. Los animales no pueden imitar a otro animales. Como hacemos nosotros, un perro no puede imitar a un mono, ni un mono a un cerdo, ni una cabra a una persona.

Aunque se olvidaron de algunos aspectos, como el aspecto social, entre otros, se acabó mencionando, que:

“Un ser humano es un ser que siente, se desarrolla y se adapta al mundo en el que vive”

Para ti, ¿Qué es un ser humano?

Anuncios

La democracia mediática

Es necesario dirigir la mirada a la actualidad política y ser conscientes de la gran influencia de los medios de comunicación en nuestra sociedad, en relación a nuestra forma de vivir la ciudadanía. Esto es lo que muchos analistas políticos denominan como “Democracia mediática”.

Un ejemplo bastante claro de este nuevo concepto es el enorme despliegue mediático llevado a cabo por los políticos en las campañas electorales, donde no solo hay una fuerte inversión en marketing sino que también podemos ver auténticos shows televisivos al estilo “Salsa Rosa” con tertulias, debates, entrevistas e incluso concentraciones donde hay un sitio para los espectáculos musicales.

Los medios de comunicación influyen no solo en nuestras propias expectativas y experiencias, sino que también son los propios conformadores de nuestra propia opinión. Razón por la cual es tan importante la información que tenemos de un/a candidato/a político/a y la imagen; pues esto será crucial para ejercer el voto en las elecciones. Unas elecciones que deciden, en cierto modo, el destino de un país.

Las diversas fuerzas políticas buscan extender sus tentáculos con su “buena imagen” a través de diversos foros de la comunicación, ya sea a través de Internet con blogs, páginas de Facebook, Twitter,… televisión o periódico, lugares donde la transmisión de la información y las decisiones son de mayor influencia para garantizar la fidelidad del electorado. Esto siempre me gusta explicarlo con el siguiente ejemplo: El ciudadano es conocedor de qué tipo de prensa ha de leer o en qué canal verá el telediario según su ideología política, quedando al margen – en cierta mediada- del resto de opiniones.

Pero no todo gira entorno a la “buena imagen”, cabe mencionar esos grandes grupos de poder económico que respaldan ciertos políticos y que a su vez componen, desde sus propios medios, la realidad que los ciudadanos consideran como objetiva, siendo no más que una verdad basada en el puro interés y beneficio para ellos mismos, y no para el de los ciudadanos.

De esta manera, surge una nueva forma de cómo hacer política, una política que se basa en la personalización, espectacularización y sustitución.
Esto es un abandono del discurso racional entre partidos políticos, portadores de ideas y con un programa para debatir, pasando a ser un enfrentamiento personal de unos “personajes” que triunfarán si logran que el público se identifiquen con ellos, al mismo tiempo que emplean sus propios métodos en el mundo del marketing, con el fin de mantener la atención y entretener al espectador, considerando que la emoción vale más que la razón; y, por último, esa imagen que proyecta el líder y su capacidad comunicativa hace más que las ideas o proyectos defendidos.

Este nuevo tipo de democracia mediática pone en peligro la autentica democracia. El sistema mediático ha de estar al servicio de la democracia y no ser ni un poder paralelo ni un contrapoder.

Arte: Catarsis de la realidad

El ser humano, no es un ser que únicamente se encuentre con la realidad e interactúe con ella. El ser humano va más allá, es capaz de ser espectador de la naturaleza, contemplarla y de hacer de la contemplación su deleite.

De este deleite, aparece la apetencia o la inapetencia por las cosas, la belleza o fealdad, la seducción o aversión.

El ser humano en su encuentro con los demás se comunica, cuenta lo que vive y pasa a su alrededor a través de un lenguaje conformado por una gran cantidad de signos. Pero, ¿Qué ocurre con la expresión de los sentimientos profundos? Entonces empleamos símbolos. De ahí que a partir de los símbolos como forma de expresión afectiva se haya convertido en arte.

El arte, es una catarsis de la realidad. El ser humano es un ser inquieto en su propia esencia, siempre movido por la curiosidad de abrir puertas y descubrir aquello que se nos muestra como desconocido. En esa curiosidad, el ser humano necesita expresar lo que ahora ya es descubierto. ¿Cómo expresarlo? ¿Cuál es mejor medio para hacer llegar la información descubierta al resto de personas? Ese gran afán por querer demostrar al mundo los pensamientos de la realidad se hace a través de la pintura, escultura, poesía, teatro, novela, música…

El arte, tiene esa capacidad de hacer participe a cualquier ser humano en cada una de sus materializaciones. Cuando una persona lee un libro, escucha una partitura musical, contempla un cuadro o una escultura, etc. Esa persona no está al margen de la realidad, esa persona, al final de la obra genera una catarsis haciendo que lo que está contemplando le afecte, sintiendo que esa obra forma parte de él. Haciendo que el arte se transmita a sí mismo como una vivencia más de la realidad.

El arte no únicamente es un reflejo de una realidad; el arte es un medio reivindicativo, es un espejo de la cultura, es una búsqueda de la esencia. El arte es una necesidad en el ser humano.


Sentí un gran grito en toda la naturaleza” Munch

LA PAZ PERPETUA – Kant

¿Pueden los seres humanos vivir en un mundo en paz?

Para dar respuesta a esta cuestión, Kant se sirvió del oximorón <<la insociable sociabilidad>> en su obra La paz perpetua, obra que va ser comentada a continuación:

La obra kantiana “Sobre la paz perpetua” escrita en 1795, se trata de un tratado político, cuyo objetivo no es otro que encontrar una estructura mundial y una perspectiva de gobierno para cada uno de los estados particulares que favorezca la paz.

Su obra se caracteriza por tener un formato un tanto peculiar, pues en cuanto a su estructura imita a los contratos de paz del momento. Así pues, si todo proceso de paz postbélico estaba compuesto de un primer paso que consistía en un “amnisticio” que le sigue la firma del tratado de paz, Kant, por su parte, distingue en su obra una cláusula introductoria, 6 artículos preliminares, 3 artículos definitivos, 2 suplementos y 2 apéndices. Dentro de los artículos preliminares, Kant los divide en dos bloques:

  • Leges estrictae: aquellas leyes que es indispensable sean asumidas por los Estados para comenzar la construcción de la paz.
  • Leges latae: aspectos que no se pueden cambiar ipso facto y necesitan de un cambio gradual

1.CLÁUSULA INTRODUCTORIA
Se trata de una cláusula justificadora para que el propio autor no sufra ningún tipo de condena por la publicación de la obra. Aspecto importante si se tiene en cuenta el contexto en el que fue escrita: un estado absolutista poseedor de un gran ejército poseedor de un gran ejército que invierte un alto porcentaje de sus riquezas en la maquinaria bélica.

2. SECCIÓN PRIMERA. ARTÍCULOS PRELIMINARES

LEGES ESTRICTAE
art.1: Plantea que una paz o es perpetua o no es paz. la voluntad de instaurarla ha de ser incondicionada. Se ha de abandonar las reservatio mentalis, pues no se puede firmar un contrato de paz donde es distinto lo dicho con respecto lo firmado.
art. 6: Muestra que la voluntad de lograr la paz se ha de percibir ya en el modo de hacer la guerra, esto es, quien no cumple las condiciones mínimas de la guerra, hace que esta se vuelva ilimitada cuantitativa (ilimitada en el tiempo) y cualitativamente (ilimitada en el espacio).
art. 5: Niega el intervencionismo de una nación para defender otra nación, pues cada Estado es un sujeto jurídico que posee libertad por sí mismo, aunque existe una excepción, la anarquía. Esta excepción a la que se refiere es al hecho de que un estado se encuentre en una guerra civil, y el hecho de ayudar a uno de los bandos provoca que se pueda superar una situación de anarquía. Este hecho no sería considerado de intervención.
LEGES LATAE
art. 2: Crítica que un Estado sea adquirido por herencia, permuta, compra o donación, considerando que un Estado es un sujeto jurídico, no un objeto. De esta manera, reconoce que cada Estado es como un dueño de su propio destino. Condena por lo tanto el absolutismo y critica la práctica habitual de la cesión o alquiler de soldados.
art. 3: Apoya la existencia de milicias, y elimina la necesidad de un ejercito permanente, pues este último es considerado como un obstáculo para la paz perpetua. Las milicias serán formadas por ciudadanos, capacitados para la lucha, preparados ocasionalmente para el manejo de las armas y tácticas bélicas.
art. 4: No existencia de un fondo público con fines bélicos.

3. SECCIÓN SEGUNDA. LOS ARTÍCULOS DEFINITIVOS.

Art. 1: “La construcción civil de todo estado debe ser republicana”
Una constitución republicana, para Kant, implica libertad, dependencia e igualdad. Libertad de los miembros de una sociedad, en cuanto hombres, es indiscutible. Al mismo tiempo que se ha de producir una dependencia de todos respecto de una única legislación común, en cuanto súbditos. Y, finalmente, en conformidad con la ley de la igualdad de todos los súbditos, en cuanto ciudadanos.

Art. 2: “El derecho de gentes debe fundarse en una federación de estados libres”
Defiende una federación de Estados, en contra de un Macroestado. En primer lugar se formaría una Federación de Estados, sin que cada uno de ellos renuncie su propia soberanía, por lo tanto no habría cabida para un poder coercitivo internacional. Y, en segundo lugar, se formaría una República Universal.

Art. 3: “El derecho cosmopolita debe limitarse a las condiciones de la hospitalidad universal”
Todo ser humano es un sujeto de derecho tanto dentro como fuera del Estado al que pertenece. Kant considera que todos somos algo así como vecinos, por lo que todos debemos acabar adoptando una constitución jurídica común. Ningún hombre tiene derecho a ser maltratado allá por donde vaya. Así mismo, considera que todo ser humano tiene inculcado un deseo de provecho y esto se encuentra relacionado con las relaciones comerciales entre nuestros semejantes, por eso mismo, el comercio debe ser la garantía de la pacificación.

4. SUPLEMENTOS

Supl. 1: “De la garantía de la paz perpetua”
Kant plantea que la naturaleza busca el pleno desarrollo de las facultades del hombre, la naturaleza hace que el hombre viva en todas las partes, en cambio, la guerra hace que los hombres se dispersen. La naturaleza misma es también la causante de la diversidad de culturas y de pueblos, mientras que la regla, suprime culturas.
El proceso de una paz perpetua y una confomación de una Federación de Naciones está movido por la necesidad recíproca derivado del comercio; pues, con el comercio se fortalece las relaciones internacionales.

Supl. 2: “artículo secreto para la paz perpetua”
Con este articulo secreto, Kant reduplica la ironía, usada a lo largo de la obra, al indicar que el poder establecido precisa de la opinión libre de sus súbditos, especialmente de los filósofos. Puesto que estos son los representantes de la razón humana. En consonancia con el pensar está el derecho a la publicidad, el derecho de expresión, el cual es necesario para todos los ciudadanos. Considera que ha de haber un ámbito de diálogo, de opinión, de crítica. De esta manera, la filosofía aparece como la portadora de la luz en esa paz perpetua.

<<Puesto que la razón condena la guerra y hace de la paz un deber absoluto, y puesto que la paz no puede ser lograda ni garantizada sin una unión compacta de naciones, éstas deben formar una alianza de índole peculiar, que podría llamarse una alianza pacífica diferente de un tratado de paz, puesto que pondría fin para siempre a todas las guerras, en tanto que el tratado de paz solo pone fin a una>>

 
Fuentes:
"Sobre la paz perpetua" Ed. Akal
"La idea kantiana de paz perpetua. Desde la distancia histórica de doscientos años" J. Habermas
"kant y su proyecto de una paz perpetua" Revista digital universitaria
"Paz perpetua" Webdianoia
 

El problema del Conocimiento y el Método. Descartes.

En el siglo XVII el principal problema fue el conocimiento. Se tendrán diversas cuestiones a las cuales darles una respuesta.

En esta época dos escuelas permanecerán enfrentadas, el racionalismo y el empirismo. El racionalismo defiende que con la razón alcanzamos la verdad, y que por medio de las matemáticas, se llega al conocimiento, estableciendo como ideal de conocimiento el sistema deductivo, lo que quiere decir que a partir de unos principios se puede llegar a deducir el resto de verdades. Por otra parte el empirismo, defiende que el conocimiento procede de los sentidos, rechazando la existencia de las ideas innatas y utilizando el método inductivo a partir de las experiencias  extrae conclusiones, tomando como modelo experimental la física.

Descartes, en el terreno del conocimiento, se enfrenta al escepticismo. Trata de construir un sistema de conocimientos empezando por la renovación de la filosofía, ya que según él ésta es la base de las ciencias y si ésta es dudosa las ciencias también lo serán. Por lo tanto, no estando contento con los conocimientos recibidos en el colegio de La Fleché, puesto que estos podrían ser dudosos, decide dedicarse a viajar.

Para Descartes la primera condición es encontrar un método que no sea erróneo. El punto de partida es la razón o buen sentido que todos los hombres tienen igual, pero cada uno toma caminos diferentes sin considerar las mismas cosas. Aunque no es suficiente tener buen sentido, sino aplicarlo bien, necesitando otros modos de conocer la razón y la necesidad de un método.

Dos son los modos de conocer la razón: la intuición, una especie de “luz natural” por la cual sin duda ni error se captan las ideas verdaderas, y la deducción, que es la sucesión ordenada de evidencias alcanzando las ideas claras.

Descartes cree que los geómetras poseen propiedades para avanzar en el conocimiento de la filosofía, destacando tres puntos: el primero es el método de geometría que desarrolla una cadena de ideas claras que serán descubiertas por la intuición y trabadas en largas cadenas deductivas. El segundo consiste en no aceptar como verdadero nada de lo que no se tenga absoluta certeza, y el tercero es respetar el orden de la deducción.

Así, Descartes presenta su método, el cual es resultado de la aplicación del método matemático a la filosofía.

Descartes formula cuatro preceptos que se aplicaran a la filosofía. El primero es la evidencia, hay que evitar la precipitación y la prevención, no aceptando como evidente lo confuso ni aceptar como verdadero lo que es claro. Así pues, formula el criterio de verdad entre claridad (conocimiento limpio de la mente) y distinción (que no tiene nada en común con las demás cosas). El segundo es el análisis minucioso de los problemas hasta reducirlos a ideas claras. El tercero la síntesis, sucesión de ideas claras y distintas para llegar al conocimiento, deducción; por último, la enumeración, tanto del análisis como de la síntesis. La pretensión final de estas enumeraciones es extender la evidencia de la intuición a la deducción.

Para llegar a la primera parte del método (evidencia) es necesario descartar todo aquello que no se muestre de forma clara y distinta, y por ello sea motivo alguno de duda, comenzando así la duda metódica, puesto que para conseguir algo verdadero debemos comenzar dudando y necesitamos basarnos en una verdad para construir el edificio del conocimiento.

En primer lugar, Descartes dice que tenemos motivos sobrados para dudar de los datos de nuestros sentidos, puesto que estos nos engañan en ocasiones. En segundo lugar, duda de los sueños, puesto que durante el sueño vivimos en una realidad falsa que sin embargo creemos que es verdadera mientras dura; por último, descarta las verdades racionales las cuales son consideradas indudables, como las matemáticas, pero puede caber la posibilidad de que exista una “genio maligno” que haga que nos equivoquemos continuamente con nuestro propio entendimiento, por lo que se presenta como duda.

Finalmente, con todo ello, Descartes, ante este radical proceso de duda, le lleva a un callejón sin salida, situándonos en el punto del escepticismo, donde la verdad no existe y si existe el hombre es incapaz de conocerla, los sentidos nos engañan y son subjetivos. Con la afirmación del escepticismo, afirma la imposibilidad de alcanzar el conocimiento verdadero, porque la razón es tan débil que se encuentra imposibilitada.

A partir de aquí Descartes, buscará una solución para salir de ese estancamiento, de ese callejón sin salida del escepticismo, presentándose la formula “cogito ergo sum” (pienso luego existo) puesto que puedo dudar de todo, menos de mi existencia.

Una vez establecido este principio indudable, la cuestión es cómo recuperar la confianza en las certezas sobre el propio cuerpo y sobre el mundo externo a partir de él. Para ello, se debe explicar la teoría de las sustancias y los tipos de ideas en la filosofía cartesiana.

Discusión hermenétuica bajo el árbol de la sabiduría, portada del Tratado del Azoth de Basilio Valentín. La metafísica es la raíz del árbol de la filosofía; la física, el tronco, y las otras ciencias, sus ramas.

Precios

TODAS LAS CLASES TIENEN UNA DURACIÓN DE 60 MINUTOS.

Prueba una ¡CLASE GRATUITA! de 30 minutos rellenando el siguiente formulario

CADA PACK TIENE UNA VALIDEZ DE MÁXIMO 3 MESES. Esto es, contrates el pack que contrates las sesiones/clases son para gastar en 3 meses. Flexibilidad horaria y adaptación a las necesidades del alumno/a.

DISPONIBLE TAMBIÉN CLASES GRUPALES: Consultar tabla de precios.

Para cualquier consulta o duda, no dude en ponerse en contacto.

Estética: Bonito – ? – no bonito (4-7 años)

Cuando nos ponemos delante de una pintura, de una escultura, de un edificio arquitéctonico,… lo solemos categorizar en “Bonito o feo” como si otros adjetivos calificativos no existiesen. Es en esta parte donde entra la ESTÉTICA.

Hablar de estética es hablar de una rama de la filosofía relacionada con la belleza y la fealdad; es analizar con cuidado cualquier dato que provenga de nuestros sentidos, siendo la mente propia del individuo la que percibe lo bello o lo feo.

¿EXISTE ÚNICAMENTE BONITO O FEO PARA EXPRESAR EL GUSTO ESTÉTICO?
En clase de FpN hemos utilizado un mapa conceptual a través del cual se han agrupado diferentes adjetivos para describir algo bonito o no bonito, para llegar a la siguiente conclusión: NO, NO SOLO EXISTE LA PALABRA BONITO O FEO PARA CALIFICAR.

Mapa conceptual empleado con algunos de los conceptos.

¿CÓMO LO HEMOS TRABAJADO?
Han sido lxs niñxs los que tras sacar los adjetivos de una caja, definir el concepto (en su mayoría a través del ejemplo) y calificarlo dentro de “Bonito – ¿? – No bonito” han valorado las diferentes pinturas realizadas por ellos mismos la semana anterior. Trabajando así el carácter subjetivo de la estética, o lo que es lo mismo, del gusto.

BELLO, HORRIBLE, NORMAL, MAGNIFICO, SIN, FEO, LINDO, SUBLIME… han sido unos de los tantos adjetivos que han sido empleados.

PERO, ¿EXISTEN ÚNICAMENTE LOS ADJETIVOS QUE HABÍAN DENTRO DE LA CAJA?
No, tras finalizar la actividad anteriormente comentada. Se ha propuesto una lluvia de conceptos, en los que viendo algunos dibujos, debían añadir otros adjetivos, sustantivos, o cualquier otra categoría gramatical que hasta el momento no hubiese salido y categorizarla en “BONITO – ? – NO BONITO”

¿QUE NUEVOS CONCEPTOS SE HAN UTILIZADO?
Vivo, increíble, muerto, colorido, maravilloso, caótico, soso, humilde, con luz, abierto, frío,…

Una lluvia de conceptos e ideas, que serán necesarios para empezar a trabajar en las próximas semanas el ARTE.

Algunos de los dibujos empleados

El superhombre nietzscheano.

El superhombre es la encarnación de todos los valores nietzscheanos: sería aquella persona que vive según su voluntad de poder, asumiendo también el eterno retorno y la transmutación de los valores. Es el “nuevo hombre” que debe sustituir al “último hombre”, y que es anunciado por Zaratustra. El superhombre es producto del eterno retorno, y recupera la inocencia del hombre primitivo que puede encontrarse en los presocráticos. No vive apesadumbrado por tantos y tantos siglos de filosofía, reflexión, religión, ciencia… Juega con la vida, tal y como presenta Nietzsche al superhombre en sus famosas tres transformaciones:

  1. El camello: es aquella persona humilde y sumisa, que vive pendiente de obedecer. El camello sufre una pesada carga: la moral y la religión le convierten en un esclavo que vive pendiente de las normas (¡Tú debes!).
  2. El león: podría representarse por el espíritu ilustrado. El ser humano se revela (¡Yo quiero!) y se emancipa de la religión. Trata de romper con los valores tradicionales de la religión, pero vive anclado a la moral, una moral que va en contra de la vida, y elimina su libertad.
  3. El niño: ejemplo perfecto del superhombre, el niño imagina, crea, inventa, juega con la vida. Es el verdadero creador de valores. El niño se libra de la “seriedad” y del “rigor” racionalista del león, y convierte la inconsciencia y la inocencia en su mejor virtud: “Inocencia es el niño, y olvido, un nuevo comienzo, un juego, una rueda que se mueve por sí misma, un primer movimiento, un santo decir .” El niño crea valores, vive fiel a la tierra, y asume el eterno retorno como una más de las reglas de la vida. El niño ama la vida, la vive sin pensar sobre ella.

El superhombre aglutina todos los conceptos anteriormente explicados. Es el mensaje nietzscheano condensado en una sola figura, en un solo modelo de hombre. Nietzsche se refiere una y otra vez a uno de los fragmentos de Heráclito: “El tiempo es un niño que mueve las piezas del juego: ¡gobierno de un niño!”. El superhombre es la aparición natural que sigue a la muerte de Dios. Aunque esta expresión tiene precedentes, en Nietzsche adquiere un nuevo significado: es la desaparición absoluta de Dios, que es la negación de la vida. El que sirve a Dios o vive pensando en él, niega la vida, deja de vivirla. Por eso el superhombre es aquel capaz de superar la destrucción de Dios, el hundimiento del cristianismo, que será uno de los temas característicos de la crítica nietzscheana a la civilización occidental.

Esta caracterización nietzscheana es fácilmente interpretable desde un punto de vista racista. De hecho, a la muerte del autor alemán sus obras fueron manipuladas para convertirse en el soporte ideológico del nazismo. Sin embargo, este tipo de interpretación está muy lejos de lo que se puede leer en las obras de Nietzsche: cualquier ser humano no es un superhombre por el mero hecho de pertenecer a un grupo, sino precisamente porque es capaz de diferenciarse del mismo, de mantener una libertad absoluta y de crearse a sí mismo. No hay razas superiores a otras, sino hombres superiores a otros: aquellos que asumen la finitud de la vida, y desde ahí son capaces de proyectarse en el presente, expandiendo sus deseos y capacidades.

¿Qué es ser responsable?

A partir de la siguiente imagen y dando respuesta a unos de los puntos de la carta de Filippa (leer aquí), se trabajó el concepto de la naturaleza (por encima) y la responsabilidad. 
En este caso, hablaron sobre el papel de cada uno de los niños de la imagen y sobre qué ocurriría si alguno de los niños que aparecen no cumple con su función. Lo que nos llevó a preguntarnos sobre las siguientes cuestiones (entre otras): 

¿Qué es la responsabilidad?

  • La responsabilidad es cuando sabemos que tenemos que cuidar de algo y que a esa cosa no le pasa nada– Matilda (6 años)
  • La responsabilidad es una manera de cuidar a los demás – Nuria (7 años)

¿De qué cosas somos responsables?

-Yo no soy responsable de nada. -dice Mariella 
+ Sí, tú tienes que ser responsable de algo, todos somos responsables de algo. Aunque no siempre de las mismas cosas, pero tienes que pensar. -Le anima Nuria a participar. 
Soy responsable de mis gafas y de no caerme para no romperlas, también de avisar a mis papas si mi hermanito llora o le pasa algo. -Mariella
+ También somos responsables de cuidar nuestros juguetes, de ordenar la habitación, de ponernos la chaqueta si hace frío, de cuidar la naturaleza – Matilda 
Claro, somos responsables de muchas cosas. Pero lo más importante es que somos responsables de nuestra propia vida. Si no somos responsables de nuestra vida. A ver, ¿Qué pasaría si no fuésemos responsables de nuestra vida? -Dice Nuría
Pues que podemos morir -Antía
+¡Claro! no tendríamos miedo y haríamos cosas de riesgo -Matilda
– Como yo soy responsable, no me voy a tirar de la silla (estando de pie encima de ella) de cabeza
-Mariella
+ Además somos responsables, porque tenemos normas, y debemos ser responsables para cumplirarlas. Aunque, a lo mejor, es la responsabilidad la que hace las normas. Claro, si queremos ser responsables hacemos normas -Matilda
+ ¡Eso es! ser responsables es una forma de cuidarnos y de cuidar a los demás, por nosotros mismos o porque tengamos normas. Por ejemplo de nuestros hermanos o hermanas pequeños, de ir al cole, de darle de comer al perro, de cuidar la naturaleza, ¡de muchas cosas! -Nuria

Una sesión increíble, no solo porque ha sido una sesión de lo más fluida, activa y amena, sino porque mi intervención ha sido mínima, entre ellas, se ayudaban continuamente para definir:

LA RESPONSABILIDAD

Caos en el mundo de la Utopía

En relación a la carta recibida por parte de  Filippa hace unas semanas, empezamos a trabajar el gran tema de EL MUNDO.

Antes de embarcarnos en el gran proyecto de “Creadores de mundos” se intentó dar respuesta a la siguiente cuestión:

– ¿Qué entendemos por mundo?
1. El mundo es un lugar donde viven muchas personas, y tienen cerebro y pueden pensar. (Aram 5 años)
2.El mundo es algo muy grande que tiene muchas bacterias y virus, a parte de medios de transporte, animales, personas,… También es la luna, los planetas, los agujeros de gusano,… (Pablo 5 años)
3. El mundo es todo, la familia, el colegio,… también puede ser diferente para cada persona. (Nuria 7 años)
4. El mundo son las normas que ponen los adultos (Antia 6 años)
5. El mundo es el miedo, las banderas, los países (Mariella 5 años)

Esta pregunta dio paso a: “¿Cómo sería tu mundo perfecto?”

Para crear ese mundo perfecto a sus ojos, individualmente crearon su mundo, en respuesta a la carta de Filippa. A partir de esas ideas indivuales, se hicieron dos grupos, en el que debían crear cada uno otro mundo. Para ellos debían ponerse de acuerdo en las ideas, discutir y dar razones.

Se crearon dos mundos, dos mundos un tanto caóticos, pero perfecto para ellos/as -o al menos semi perfectos.

Mundo de Nuria, Mariella, Marc y Antia: (algunos aspectos) Mundo de Aram, Pablo y Matilda:
(algunos aspectos)
– La bandera debe tener los colores favoritos de cada uno de los componentes del grupo

– Todos los medios de transporte pueden volar

– Los adultos, son inmunes al fuego, y pueden vivir en el interior de volcanes

– Las casas pueden estar por encima del suelo, y están sujetas por grandes barcos, así cuando quieres viajar no hace falta hacer la maleta, ni reservar hoteles porque llevas tu casa.

– Se necesita un mundo con normas, sino todos podemos robar, matar,…

– Normas:

  1. No matar animales y respetar el medio ambiente
  2. Prohibido ser mala persona y hacer daño (de cualquier tipo) a otros animales, inclusive personas
  3. Todos somos iguales.
-Todo está hecho de zepelines, y los zepelines lo controlan todo.

– Las personas conviven con robots y monstruos buenos.

– Las personas solo existen para vivir, no necesitan trabajar, ni mantener a los zepelines, los zepelines se crean ellos mismos.

-La bandera tiene 3 colores, y son los colores favoritos de cada uno de ellos

– Hay mucha vegetación y todos los animales son libres y buenos.

– Los coches pueden volar

-Normas:

  1. Solo pueden conducir los chicos, si una chica quiere conducir se transforma en chico (el otro grupo discrepó ante esta norma, al final se cambió esta norma por “Todas las personas de todos los sexos pueden conducir”)
  2. Hay señales de tráfico y hay que respetarlas
  3. Los niños y los adultos son iguales, las normas son iguales para todos, y tanto los unos como los otros pueden crear nuevas normas o eliminar normas sin sentido.

Los temas que se han tratado para trabajar en este trabajo cooperativo han sido varios, aunque sin profundizar: Medio ambiente, normas, cultura,…

Una vez finalizado, cada grupo expuso su trabajo, el cual podía estar sometido a crítica; y así fue, sometiendo a crítica ambos mundos, finalizó la clase con un único mundo perfecto, el mundo del ¡¡¡CAOS EN EL MUNDO DE LA UTOPÍA!!!

"Para que un mundo sea perfecto debe estar a gusto de todos, ¿no?" Nuria 7 años