¿Puede un robot ser nuestro mejor amigo/a? (Grupo 6-9 años)

Siguiendo el tema y la tarea de la sesión anterior: ¿Cómo sé que no soy un robot? Hablamos sobre los robots que tenemos en casa y la función que hacen. A partir de la conocida «Alexa» surge todo un diálogo cargado de muchos conceptos e ideas:

Imagen extraída de «Pixabay»
  • ¿Qué hace alexa?

– Con ella puedo hacer de todo y hace todo lo que yo le mando. Por ejemplo si le digo «Dime la hora» me la dice o «dime el tiempo» y me dice que tiempo va a hacer y en qué momento lloverá. También hace muchas cosas como ayudarte a cocinar u otras cosas. Pero solo si se lo mando yo o alguien de mi familia.

-¿Te puede hacer los deberes?

-Sí, te puede decir todas las soluciones.

+¿Y es bueno que te diga todas las soluciones a todas tus tareas?

-Pues no, porque no aprendes.

-Si no aprendes de mayor puedes vivir en la calle, porque no sabes nada y no puedes trabajar en ningún sitio si no sabes nada. Podría pasarte todo eso y peor cosas en el futuro si no aprendes.

-Claro, no aprendes matemáticas, ni a leer si le dices que te lea los libros. Lo único que aprenderías es a hablar porque para decirle las cosas tienes que hablar. Y si te toca vivir en la calle por no aprender nadie te va a querer, porque eres pobre.

  • Si viéramos un robot humano por la calle sin casa, ¿nos lo llevaríamos a casa?

-Claro, un robot humano, te puede ayudar a muchas cosas. Por ejemplo a limpiar, cocinar, puede jugar contigo cuando tus padres no pueden porque no tienen tiempo o cuando un amigo o amiga no puede.

-Yo también me lo llevaría a casa, porque seguro que me divierto mucho, haría todo lo que le mandase.

+¿Te llevarías a una persona de la calle?

-No, porque una persona gasta mucho. Tienes que alimentarla por mucho tiempo darle comida, agua, un lugar para dormir, ropa limpia y nueva,… incluso pagarle cosas para que pueda buscar trabajo.

-Esa persona puede ser mala y robártelo todo. En cambo un robot, si hace cosas malas pues lo desenchufas o le quitas la batería, a la persona no puedes quitarle ninguna batería ni desenchufarlo.

-El robot puede hacer todo lo que tu quieras pero la persona no. En futuro y cuando seas abuelete, la persona no podrá ayudarte porque será mayor y estará apunto de morir, pero el robot, aunque tu seas mayor, te podrá ayudar porque no se hace abuelete. Por eso es mejor un robot que una persona.

  • Imaginad que un día vuestro mejor amigo o amiga os dice que tiene un amigo/a nuevo/a. Resulta que es un robot. Cada día que pasa juega más y más con él y menos con los amigos/as humanos, hasta tal punto que el robot se convierte en su mejor amigo. ¿Qué le podríais decir? ¿Un robot podría ser mejor amigo que un humano? ¿Es divertido tener un amigo/a que siempre hiciera lo que tú quisieras?

– Le diría que también tiene que salir de su casa y jugar con los humanos. Porque con los humanos se puede divertir más, además que los humanos crecerán como mi amigo, irán a la misma clase y pueden vivir muchas aventuras juntos, pensar juegos nuevos e historias. Pueden ser libres.

-Le diría que jugar con un robot puede ser divertido pero jugar con un humano es mucho mejor, porque con un humano puedes darle un abrazo y lo sientes cálido y de verdad, si se lo das a un robot estará frío a no ser que lo hayas usado mucho tiempo y esté caliente, pero el abrazo no es de verdad, porque el robot no tiene sentimientos. No puedes sentir lo mismo.

-También si juegas a luchar o haces boxeo, por ejemplo. Con un humano si recibe so das un golpe es más flojo y puede no hacer daño. Pero si es un robot, te haces muchísimo más daño, es como si se lo dieses a una pared.

-Un robot no puede ser mejor amigo, porque el robot no decide de quién ser amigo porque está programado, el humano si que puede elegir quién quiere que sea su mejor amigo y elegir si quiere ser mejor amigo de otra persona. El ser humano puede ser libre de elegir quien quiere que sea su mejor amigo y de quién quiere ser amigo.

-No puede ser divertido que un robot siempre acabe haciendo lo que uno quiere porque al final te cansas. Solo estarías todo el día en el sofá jugando a la consola y el robot te haría la comida y te lo haría todo.

-Y si lo hace todo, puedes acabar gordo, sin fuerza en los brazos ni piernas y no llevar una vida saludable. El ejercicio es muy importante.

-Podríamos acabar como en la película de «Wall-E» gordos y sin relacionarnos con otros humanos, por culpa de un robot.

  • ¿Puede un robot ser nuestro mejor amigo?
Nosotros si podemos elegir si queremos a un robot como mejor amigo, pero no puede ser porque para serlo tenemos que ser los dos mejores amigos. Un robot nunca podría elegir si serlo o no. En cambio una persona sí, porque elige si quiere o no ser amigo nuestro. Solo cuando se pueden elegir las cosas se hacen de verdad y queriendo. (9 años)
No, porque al robot lo han comprado para que sea nuestro amigo y él no puede ser nuestro mejor amigo porque no sería un amigo real. No podemos comprar a los amigos ni obligarles a ser amigos de nosotros. Solo una persona o un perro puede ser nuestro mejor amigo.  (7 años)

Un viaje a través de la imaginación (Grupo 3-5 años)

<<Una mañana mientras preparaba la comida, estaba escuchando la radio. En ella estaban poniendo música de todo tipo. Al cabo de un rato, sonó mi canción favorita, pero la emisión paró. Unas interferencias interrumpieron la señal. Entre unos sonido raros pude distinguir una señal «25-28-5» y un extraña voz que decía: «ven a visitarnos». Busqué en Google dicha señal, me encontré que eran las coordenadas de un lugar de otra galaxia. La siguiente señal, nos invitaba a visitar dicho lugar. Pensé que sería una buena oportunidad para hacer una pequeño viaje con el grupo de Filosofía para niños y niñas, ¿nos atrevemos a ir?>>

Después de un «Sí» común, cogimos nuestros cascos de coladores y decidimos viajar hacia aquel lugar que nos indicaban las coordenadas.

Imagen extraída de «Pixabay»

Vivimos una aventura de lo más surrealista, cuyo escenario iba siendo creado por los niños y niñas, y cuya dirección nos guiaba el casco-embudo con señal GPS de una de las niñas. Cruzamos un rio con agua envenenada, descubrimos criaturas de lo más extrañas como un monosapo marino venenoso, y una bacteria gracias a la cual pudimos cruzar un gran lago de lava.

En este lago nos encontramos con el primer problema de lógica importante. ¿Cómo podíamos cruzarlo?

-Construimos una cuerda.

-Pero la cuerda se quema con el fuego de la lava

-Quizás esta bacteria nos ayude a cruzar el lago.

-Podemos ir encima de la bacteria

+¿Cabemos todos encima de la bacteria?

-No, no cabemos.

Solo podíamos cruzar de uno en uno encima de la bacteria, ¿Cómo íbamos a cruzar todos si cuando cruzaba uno con la bacteria no podía devolverla para que cruzase otro?

Conclusión:

-Construimos una cuerda con sustancias de la bacteria, pero cuando lleguemos al extremo tenemos que devolver la bacteria para que la cuerda no se queme y siempre tenga las sustancias de la bacteria.

Llegó el final del viaje. Nos sentamos todos en el círculo y dialogamos sobre el viaje. Empieza la distinción entre imaginación y realidad.

+¿Dónde creéis que estamos ahora?

-Pues en la tierra.

-No, estamos en otro planeta, como en Plutón.

-No, estamos en la tierra.

– Estamos en la tierra y el otro planeta era imaginación.

-Sí, como cuando aparecen el monstruo volador con garras cuando todo está oscuro y da miedo.

-Pues, ¿Sabes? puedes abrir los ojos y dejas de ver al monstruo y desaparece la imaginación.

+ Oye, pero para que desaparezca la imaginación, ¿Debe estar en algún sitio?

-Pues claro, en nuestra cabeza, y si cerramos los ojos la vemos.

-No, yo veo cosas de la imaginación sin cerrar los ojos. Como cosas que no existen pero las imaginamos.

+ ¿El viaje que hemos hecho existía?

-Sí, en nuestra imaginación.


El diálogo se volvió más o menos intenso. Se quedaron algunas ideas abiertas, puntos interesantes. Tuvimos la primera toma de contacto entre imaginación y realidad. Aspecto que será tratado en la siguiente sesión y en más profundidad.

Conclusión general:

La imaginación no solo existe con los ojos cerrados y la luz apagada. Existe en otros sitios. Como los unicornios que forma parte de la imaginación y existen en nuestro mundo, aunque no en la realidad porque tienen un cuerno y muchos colores. Los podemos ver en mochilas, globos, en la tele,... pero no darles de comer. 

¿Cómo sé que no soy un Robot? Grupo 6-9 años

En la primera sesión de FPN se trató de definir al ser humano, ¿Qué es ser persona? ¿Qué hace que yo sea yo? ¿Quién soy? ¿Quién me gustaría ser?

Siguiendo la línea en esta ocasión se trabajó la cartulina de «WonderPonder».

Lamina con la que se ha trabajado en la sesión

En primer lugar se pidió que durante 1 minuto prestaran atención a todos los detalles de la imagen y se centraran en lo que más le llamase la atención. Hecho esto surgió el diálogo.

  • Primeras impresiones:

-El niño humano está cabreado o triste porque su madre solo le ha hecho caso al niñobot. Su madre piensa que el niñobot es perfecto.

-Pero su madre no sabe que no lo es, porque ha arrancado una flor, y las flores no se arrancan, son buenas para el medioambiente.

-Además cuando no está la madre el niñobot no es perfecto, hace trastadas, como arrancar la flor. Y el niño humano está harto de que el niñobot mienta.

Aquí es interesante la noción de mentira. Esta idea saldrá más adelante, haciendo alusión a la programación de los robots. ¿El robot miente por sí solo o es programado para mentir? Sí contestan a lo primero que sí, le estamos dando inteligencia natural y libertad a los robots. En cambio, si se contesta que sí a lo segundo, un humano no va a querer programar un robot para que haga el mal.

  • ¿Qué diferencias podemos establecer entre el niñobot y un humano?

-El robot no tiene sentimientos, por eso en la imagen no hay ninguna expresión en su cara, mientras que el niño humano si que tiene sentimientos, por eso parece que esté cabreado o triste.

-Otra diferencia es que un niño humano puede llorar, reir,… y el robot no.

-Además el niño humano es libre, el niñobot no. El niñobot es creado por alguien. El niño humano también es creado pero no por tecnología como el niñobot.

– Los robots no pueden hacer lo mismo que los humanos. Por ejemplo ducharse, si se duchan los cables se rompen (cortocircuito) porque son máquinas y máquinas no se pueden mojar. (Uno de ellos imita lo que sería un cortocircuito si el robot se moja)

  • ¿Puedes demostrar que no eres un robot?

-Pues, claro que puedo.

-Claro que no es un robot. Porque se si cae se hace daño y le duele (siente el dolor)

-También tiene sangre. Si se cae y se hace una herida le puede salir sangre. ¡Ah! le falta un diente, se le ha caido. No puede ser un robot porque si lo fuese no van a hacer un robo sin un diente.

-Claro, si fuese un robot no se le podrían caer los dientes y salir otros nuevos. Se le han caído 6 y he visto como le han salido los 6, si fuese un robot eso no podría pasar de verdad y de normal.

Van surgiendo cada vez más ideas, más preguntas y más intercambio de palabras. Los niños y niñas están totalmente cautivados por el diálogo y la imagen. Surgen muchas discrepancias entre unos y otros, pero también se apoyan entre ellos y ellas para sostener una idea.

  • ¿Qué significa ser buen hijo o buena hija?

-Hacer caso a la primera sin tener que la madre o el padre no tenga que repetir constantemente lo que tiene que hacer.

-Tampoco pega (el buen hijo), sino que ayuda a su hermano o hermana, a su padre y a su madre, cuando es necesario.

-Tiene respeto hacia otras cosas, incluso hacia las plantas y no arrancaría una flor como ha hecho el niñobot con esa planta.

-Obeceder a los padres

Este sentido es muy interesante, puesto que consideran que la obediencia se debe por la imposición de los adultos. Lo que hace que dejemos una cuestión abierta (sí, otra más) ¿Cómo sería un mundo si no hubiesen adultos? ¿Habrían normas?


Para concluir nos quedamos con la idea que niñobot no puede ser libre, porque está programado para realizar diferentes funciones. Mientras que un niño humano sí que es libre, tiene la capacidad de decidir lo que quiere y lo que no. De ahí que, volviendo a la pregunta sobre si «¿El robot miente por sí solo o es programado para mentir?» se llega a la conclusión de que «el robot ha sido programado para mentir, puesto que no tiene libertad de poder elegir ni pensar como lo hacen los humanos».

¿Cómo sé que no soy un robot?

Sé que soy persona porque yo aprendo a pensar y hago las cosas más lenta. Sé que no soy un robot porque no me han puesto (programado) la información, porque tengo sentimientos, porque tengo emociones, porque soy libre y porque no me quedo sin bateria. (8 años)

¿Puede un muñeco ser una persona? (Grupo 3-5 años)

Siguiendo la lectura de «Hospital de muñecas» de A. Sharp. Se propuso la actividad de traer su muñeco favorito a la clase. De ese muñeco debían contar su historia, esto es, su nombre, desde cuando lo tienen, los años que tiene el muñeco y las anécdotas que quisieran contar.

Los muñecos y muñecas que traían tenían un cumpleaños con su respectiva fiesta, tenían una fecha de nacimiento, algunos tenían ropa y, otro, era muy antiguo, había pasado de generación en generación, por lo tanto tenía una larga historia y estaba cargado de vivencias. A medida que iban contando las historias iban surgiendo las cuestiones, las cuales discutían y debatían.

El primer muñeco comentado fue el mío, «Cat miau», con él se habló entre la diferencia de un gato de verdad y el gato de peluche.

+Yo quería un gato de verdad y me regalaron este peluche. Yo dije que ese gato no era real, pero quien me lo regaló me decía que sí que era una gato real.

-Claro que no es gato real, porque el real puede moverse

-Y puede hacer «miau»

-Y puede hacer muchas cosas. Ese solo puede hacer lo que tú le hagas hacer con tus manos.

Establecemos la diferencia entre lo real que siente y realiza acciones por sí mismo, frente a lo que necesita ser movido y no siente.

  • Si le ponemos un nombre y los vestimos, ¿quiere decir que son como las personas?

– No, porque por ejemplo este muñeco es calvo, y solo los bebés y los muñecos son calvos. Por lo tanto las personas no pueden ser calvas, pero sí ser un bebé o un muñeco.

– Eso no es cierto, porque mi papá es calvo y es una persona.

+ Y, ¿Cómo sabes que es una persona y no muñeco?

– Pues, porque me cuida y me quiere. Si mi papá fuese un juguete no me enseñaría cosas.

Además un muñeco lo puedes comprar, y la persona no. Como Bruno que ha comprado su muñeco con su papá.

Establecemos una diferencia: Un muñeco es una cosa material que tiene un valor numérico, porque se puede comprar. En cambio una persona no la podemos comprar. Les propongo imaginar cómo sería una tienda de personas, no la pueden imaginar. Pero sí que piensan que hacer «el mono» o ser gracioso y hacer tontearías puede ser motivo de que alguien te compre (en referencia a «lo gracioso, divertido» que resultan las cosas; esa es la razón por la cual se compran) .

  • Si tiramos el muñeco al suelo, ¿le hacemos daño?

– Pues, no sé, depende.

+¿De qué depende?

– Pues del juego al que estés jugando.

Claro, si es como un bebé pues se hace daño, pero si es como un muñeco, pues no se hace daño.

Imaginación y realidad se unen en este punto. Según como imagines la acción del juego así podrá sentir el muñeco o la muñeca. Pues no es lo mismo jugar a lanzarlos por el aire como si fuesen una piedra que jugar a pensar que tienen vida, solo en este caso piensas que puede sufrir y sentir el dolor de un golpe.

Al final de la actividad pusimos todos los muñecos y muñecas en el centro y estuvimos hablando sobre las diferencias y las semejanzas entre los muñecos.

  • Si cada muñeco es diferente y está hecho de un material diferente, ¿Por qué los llamamos muñecos?

-Porque, podemos jugar con ellos.

+Pero, yo puedo jugar con una persona y no le llamo muñeco, ¿o sí? ¿Vosotros y vosotras llamáis muñeco o muñeca a las personas?

– ¡No! las personas no son muñecos. Las personas son personas como nosotros que somos personas.

-¿Podemos jugar ahora con nuestros muñecos y con «todos» los niños y niñas de la clase de filosofía?


Finaliza la clase haciendo mención una niña con el pronombre indefinido «todos» haciendo referencia a lo tratado en la anterior sesión y a la recapitulación que hicimos al inicio de la sesión.

Mesa redonda: Filosofía y educación

ESPECIAL DÍA MUNDIAL DE LA FILOSOFÍA


AUDIO/VIDEO

La filosofía genera un crecimiento en diversos aspectos del desarrollo personal. Lo cognitivo, lo moral y la actitud por la admiración de la realidad ayudan a los ciudadanos a convertirse en sujetos morales, responsables y mejores preparados para la vida democrática.

Sirve para pensar lo que pensamos, para no formar parte de la minoría de edad. Para luchar con las emociones irracionales, supersticiones o creencias dogmáticas.

Las humanidades y la filosofía sufren desde los últimos años un gran desmantelamiento por parte del sistema educativo.

¿Qué tiene la filosofía para que se encuentre en continuo conflicto con los planes educativos actuales?

¿Qué otras asignaturas del plan educativo potencian el pensar crítico y racional?

¿Importa la filosofía en la educación desde edades tempranas?

¿Qué papel le cabe a la filosofía en la formación de ciudadanos?


Invitados mesa redonda:

Félix Garcia Moriyón: Doctor en filosofía por la UCM. En estos momentos es profesor honorario del Dpto. de Didácticas Específicas de la UAM. Colabora en diversas publicaciones nacionales y extranjeras centradas en la filosofía y la educación, con especial énfasis en filosofía práctica (moral y política) y en enseñanza de la filosofía. Autor de más de treinta libros y de numerosos artículos. Coordina un grupo de trabajo centrado en la resolución de problemas morales www.niaia.es

Ángel Vallejo: Profesor de Filosofía en secundaria. Miembro de la Comisión de secundaria de la REF. Miembro de la Societat de Filosofia del País Valencià y representante de la Asamblea del Profesorado de Filosofía del País Valencià. Redactor en la revista de cine encadenados.

Victor Bermúdez: Profesor de filosofía en el IES “Santa Eulalia” de Mérida. Ha publicado artículos y algún libro de didáctica de la filosofía. Es también miembro de la comisión de educación de la REF, vicepresidente de la Asociación de Filosofía para Niños de Extremadura, así como miembro electo del Consejo Escolar y portavoz de la Asociación de Filósofos de Extremadura. Ha impartido clases en el Master del profesorado en la UAM y coordina las Jornadas anuales de Didáctica de la Filosofía en Extremadura. Es colaborador habitual en prensa y radio, en donde dirigió el programa de RNE “Diálogos en la caverna” y coordina el proyecto de filosofía para niños en Canal Extremadura Radio. Es autor de varios blogs de divulgación de la filosofía, entre ellos http://filosofiacavernicolas.blogspot.com.es

Francesc Llorens: Filósofo y profesor de filosofía en secundaria. Doctor en Educación y Tecnologías de la Información. He impartido docencia en multimedia y pedagogía digital en la Universidad de Alicante y la UOC (Universitat Oberta de Catalunya). Autor del libro ‘Postecnología: el final del sueño’ y ultimando uno nuevo sobre las relaciones entre filosofia, capitalismo, tecnología y educación

Cosas de princesas (grupo 3-7 años)

Hemos crecido leyendo y escuchando cuentos infantiles totalmente estereotipados. Las escenas de los mundos de fantasía están cargadas de sexismo. Los perfiles físicos, emocionales, las actitudes o las actividades que cada personaje realiza están llenas de estereotipos sobre las mujeres y los hombres.
El lobo siempre es el malo, las débiles princesas siempre tienen que ser rescatadas por un príncipe valiente, la mujer siempre tiene actitudes pasivas en el entramado de la historia y realiza trabajos relacionados con los cuidados de la casa o de otras personas.
Esta actividad pretende mostrar al alumnado un cuento diferente en el que se muestra una princesa independiente y con las mismas capacidades que el príncipe.

Resultado de imagen de cosas de princesas de Jose Angel de la Banda
Portada «Cosas de princesas»

«Cosas de princesas» un texto de José Ángel de la Banda, con el que hemos trabajado para desarmar los esterotipos de género típicos de los cuentos infantiles.

En contra «El caballero y el dragón» una historia que hace referencia al día de «Sant Jordi», sigue la idea de caballero que mata a dragón y salva a la princesa.

Con estos dos cuentos, los niños y niñas de FPN Köln, han sabido distinguir, diferenciar, debatir, refutar, argumentar y dibujar sobre los estereotipos.

Por un lado, los chicos defendía -en cierto modo- la valentía del hombre así como la superioridad: (en relación al texto «cosas de princesas»)

  • «Los chicos somos fuertes y valientes que las chicas, por eso siempre tenemos que salvar a las princesas». Decía Aram de 6 años
  • «Los chicos también cuidamos a las chicas para que no les pase nada, aunque bueno, el dragón se ha llevado a la princesa, y bueno, el principe va a salvarla, para que siga viviendo». Decía Martín de 5 años.
  • «Los chicos son los que salen a cazar y cuidan de la familia». Decía Dario de 5 años.

En contra estas dos posturas:

  • «Quizás la princesa ha matado al dragón y no necesita que la salve un príncipe, porque la princesa y las chicas también somos valientes y fuertes» Decía Antia de 7 años.
  • «También puede la princesa ser amiga del dragón y no tiene que matar al dragón porque son amigos. La princesa es valiente y le gusta ser amiga de todos los animales incluido los dragones». Decía Eva de 5 años

A partir de estas dos posturas, en la que han salido preguntas, sugerencias y opiniones, muchas opiniones. Se ha creado una increíble comunidad de indagación en la que han sido los niños y las niñas, los que han ido enlazando diferentes ideas entorno a los estereotipos. Cuya idea final ha sido:

«Si todos somos personas, todos somos humanos, todos y todas debemos se iguales, lo único que hace que no seamos iguales es que unos somos más fuertes que otros, más listos que otros, más guapos que otros,…. y esto no depende de si eres hombre o mujer, depende de ser humano o no»

Antia 7 años.
Martín 5 años: «El príncipe y la princesa están dentro de la casa y el dragón no puede pasar. Los dos han trabajado juntos para mantenerse a salvo»
Aram 6 años: «La princesa es amiga del dragón e invita a todos los príncipes a jugar con ellos. Los príncipes creían que estaba en peligro, y como son valientes tenían que salvar a la princesa. La princesa es amiga de todos porque también es valiente y no tiene miedo».

¿Qué ha pasado con las farolas?

Las farolas antes de su desaparición

Hemos recibido una llamada telefónica de Filippa (la niña de un mundo lejano que está en mucha de nuestras sesiones). En esta llamada nos ha contado que en la ciudad en la que vive han desaparecido todas las farolas excepto las que están en la plaza en una sola noche. Nos pide ayuda. Todo lo que tenemos es una llamada sobre la desaparición y un pequeño fragmento del mapa de su ciudad, ¿Qué podemos hacer?.

Fragmento del mapa

– Podemos hacer que somos detectives o policias- Antía (6 años)

+ ¡Qué buena idea! Pero, ¿en qué consiste ser detective o policia?

– Pues investigar quién ha podido robarlas – Mariella (5 años)

-¿Las han robado? quizás se hayan caído los árboles y las hayan arrancado, o se rompió la luz y se las llevaron para arregarlas -Dario (4 años)

– Pero yo tengo una idea, a lo mejor se las han llevado para poner otras nuevas o se rompieron todas, o un dinosaurio que no come personas se las ha comido porque no quedaba otra cosa para comer.- Martin (4 años)

+Espera, estáis teniendo muchas ideas. Como detectives o policias necesitamos cosas, ¿qué cosas necesita un detective o policia para la investigación?

-Creo que es mejor solo detectives y no policias. -Mariella

Lluvia de objetos: Lupa, prismáticos, gabardina, sombrero, gafas de sol, pantalones, un teléfono móvil.

– Y un BLOC DE NOTAS. – (Antía)
+Cierto, ¿Por qué sería importante el bloc de notas?

-Por que necesitamos anotar todas las ideas para luego pensar lo que ha pasado con las farolas. Y si tenemos que informar a Filippa, tenemos que decirle cómo va la investigación, para poder ayudarla (Antía)

  • Después de hablar un rato sobre los aspectos de los detectives, decidimos ponernos un nombre, porque «somos un equipo de detectives» (Martin). Entre tantos nombres la opción es «Los pulpos» (idea de Dario)

– «Los pulpos» es un nombre genial. Porque los pulpos tienen muchos brazos para coger cosas. Y los detectives necesitan muchos ojos para verlo todo. -Antía

-Claro, somos como los Pulpos. Los detectives necesitan de mucha información. Los pulpos se esconden muy bien y los detectives también tienen que saber esconderse para ver. -Mariella.

  • Después de establecer el nombre. Seguimos con el tema de la investigación, sacar ideas y construir conclusiones (aunque no hemos tenido conclusiones, pues ha sido una actividad extensa que seguro que se alargará a unas cuantas sesiones más)

– Yo creo que el mundo de Filippa no es real, que forma parte de la imaginación. Entonces, cada detalle de ese mundo cuando los niños no lo imaginan desaparece. Entonces, las farolas dejaron de ser imaginadas y esas farolas desaparecen dejando solo 6 farolas que son las 6 que nosotros estamos pensando y que a lo mejor son las que están en la plaza.

  • Esta idea nos llevó a varias preguntas incluso a una breve explicación basada en el ejemplo visual sobre el pensamiento y la imaginación.

-Podemos preguntarle a la gente si ha visto algo -Mariella

-Pero pueden mentir, a veces las personas mienten -Dario

-Sí, mienten y trabajan mucho para ganar dinero. Las personas no roban farolas -Martin

-Bueno, pero podemos preguntar y según lo que nos digan podemos pensar si es mentira o no. -Antía

La investigación sigue abierta y tenemos un objetivo claro:

Explicar qué ha pasado con las farolas del mundo de Filippa. Y le vamos a ayudar. 
Contestamos a Filippa por carta con nuestros carnets de «Detectives los Pulpos».

¿Qué es un ser humano? Grupo 4-8 años

Llevamos unas semanas trabajando sobre el tema de Antropogénesis en el Taller de Filosofía para Niñ@s que se realizan en Köln. Un tema que aún no se ha podido dar por cerrado, porque como ocurre en este tipo de comunidades de investigación, nunca nada se pueda dar por cerrado, y mucho menos en Filosofía.

Una de las preguntas con más controversia a lo largo de la historia es preguntarse por el ser humano. Las religiones, la filosofía, las diversas ciencias permiten profundizar en las entrañas del propio hombre, descubriendo su conformación genética, los sistemas que forman su compleja biología, los procesos mentales,… Pero la pregunta sería ¿qué hay en el hombre que le haga ser tal?

Así lo ven ell@s, niñ@s de entre 4 y 8 años.

¿Qué es un ser humano?

Un ser humano es una persona que habla -Pablo 5 años
+¿Entonces las personas mudas no son humanas?
Un ser humano es una persona que anda con dos piernas – Aram 6 años
+ ¿Entonces las personas que van en silla de ruedas y no pueden caminar no son humanas?
Un ser humano es un ser que puede hacer muchas cosas como estudiar, correr, saltar,… -Antía 7 años
¡Ah! ya lo sé. Un ser humano es una persona que puede pensar y comunicarse de cualquier manera, no solo hablando, sino también con símbolos, como con el arte. Un ser humano es una persona que puede andar con piernas o con otras cosas. Un ser humano somos nosotros. Si nos vemos no hace falta definirlo –(en nosotros mismos está incluida la definición en su aspecto físico)– , porque nos podríamos comparar con un animal y vemos que no somos iguales.
También es una persona que siente. -Matilda 7 años
+¿A qué te refieres con sentir?
-Pues, que puede ver, tocar, oler,… y que también puede estar triste, alegre, cabreado,… -Matilda 7 años
+ ¿Y el resto de animales? ¿Los animales no humanos pueden sentir?
Sí, que siente. Un perro puede llorar de tristeza haciendo así (imita el sonido del perro cuando llora) – Antía
O un mono cuando se alegra hace así (imita saltando un mono, gritando y aplaudiendo) – Aram
¡Ya lo sé! Un ser humano es todo lo que he dicho antes, y también que puede imitar al resto de animales. Los animales no pueden imitar a otro animales. Como hacemos nosotros, un perro no puede imitar a un mono, ni un mono a un cerdo, ni una cabra a una persona.

Aunque se olvidaron de algunos aspectos, como el aspecto social, entre otros, se acabó mencionando, que:

«Un ser humano es un ser que siente, se desarrolla y se adapta al mundo en el que vive»

Para ti, ¿Qué es un ser humano?

¿Qué es ser responsable?

A partir de la siguiente imagen y dando respuesta a unos de los puntos de la carta de Filippa (leer aquí), se trabajó el concepto de la naturaleza (por encima) y la responsabilidad. 
En este caso, hablaron sobre el papel de cada uno de los niños de la imagen y sobre qué ocurriría si alguno de los niños que aparecen no cumple con su función. Lo que nos llevó a preguntarnos sobre las siguientes cuestiones (entre otras): 

¿Qué es la responsabilidad?

  • La responsabilidad es cuando sabemos que tenemos que cuidar de algo y que a esa cosa no le pasa nada– Matilda (6 años)
  • La responsabilidad es una manera de cuidar a los demás – Nuria (7 años)

¿De qué cosas somos responsables?

-Yo no soy responsable de nada. -dice Mariella 
+ Sí, tú tienes que ser responsable de algo, todos somos responsables de algo. Aunque no siempre de las mismas cosas, pero tienes que pensar. -Le anima Nuria a participar. 
Soy responsable de mis gafas y de no caerme para no romperlas, también de avisar a mis papas si mi hermanito llora o le pasa algo. -Mariella
+ También somos responsables de cuidar nuestros juguetes, de ordenar la habitación, de ponernos la chaqueta si hace frío, de cuidar la naturaleza – Matilda 
Claro, somos responsables de muchas cosas. Pero lo más importante es que somos responsables de nuestra propia vida. Si no somos responsables de nuestra vida. A ver, ¿Qué pasaría si no fuésemos responsables de nuestra vida? -Dice Nuría
Pues que podemos morir -Antía
+¡Claro! no tendríamos miedo y haríamos cosas de riesgo -Matilda
– Como yo soy responsable, no me voy a tirar de la silla (estando de pie encima de ella) de cabeza
-Mariella
+ Además somos responsables, porque tenemos normas, y debemos ser responsables para cumplirarlas. Aunque, a lo mejor, es la responsabilidad la que hace las normas. Claro, si queremos ser responsables hacemos normas -Matilda
+ ¡Eso es! ser responsables es una forma de cuidarnos y de cuidar a los demás, por nosotros mismos o porque tengamos normas. Por ejemplo de nuestros hermanos o hermanas pequeños, de ir al cole, de darle de comer al perro, de cuidar la naturaleza, ¡de muchas cosas! -Nuria

Una sesión increíble, no solo porque ha sido una sesión de lo más fluida, activa y amena, sino porque mi intervención ha sido mínima, entre ellas, se ayudaban continuamente para definir:

LA RESPONSABILIDAD

Caos en el mundo de la Utopía

En relación a la carta recibida por parte de  Filippa hace unas semanas, empezamos a trabajar el gran tema de EL MUNDO.

Antes de embarcarnos en el gran proyecto de «Creadores de mundos» se intentó dar respuesta a la siguiente cuestión:

– ¿Qué entendemos por mundo?
1. El mundo es un lugar donde viven muchas personas, y tienen cerebro y pueden pensar. (Aram 5 años)
2.El mundo es algo muy grande que tiene muchas bacterias y virus, a parte de medios de transporte, animales, personas,… También es la luna, los planetas, los agujeros de gusano,… (Pablo 5 años)
3. El mundo es todo, la familia, el colegio,… también puede ser diferente para cada persona. (Nuria 7 años)
4. El mundo son las normas que ponen los adultos (Antia 6 años)
5. El mundo es el miedo, las banderas, los países (Mariella 5 años)

Esta pregunta dio paso a: «¿Cómo sería tu mundo perfecto?»

Para crear ese mundo perfecto a sus ojos, individualmente crearon su mundo, en respuesta a la carta de Filippa. A partir de esas ideas indivuales, se hicieron dos grupos, en el que debían crear cada uno otro mundo. Para ellos debían ponerse de acuerdo en las ideas, discutir y dar razones.

Se crearon dos mundos, dos mundos un tanto caóticos, pero perfecto para ellos/as -o al menos semi perfectos.

Mundo de Nuria, Mariella, Marc y Antia: (algunos aspectos) Mundo de Aram, Pablo y Matilda:
(algunos aspectos)
– La bandera debe tener los colores favoritos de cada uno de los componentes del grupo

– Todos los medios de transporte pueden volar

– Los adultos, son inmunes al fuego, y pueden vivir en el interior de volcanes

– Las casas pueden estar por encima del suelo, y están sujetas por grandes barcos, así cuando quieres viajar no hace falta hacer la maleta, ni reservar hoteles porque llevas tu casa.

– Se necesita un mundo con normas, sino todos podemos robar, matar,…

– Normas:

  1. No matar animales y respetar el medio ambiente
  2. Prohibido ser mala persona y hacer daño (de cualquier tipo) a otros animales, inclusive personas
  3. Todos somos iguales.
-Todo está hecho de zepelines, y los zepelines lo controlan todo.

– Las personas conviven con robots y monstruos buenos.

– Las personas solo existen para vivir, no necesitan trabajar, ni mantener a los zepelines, los zepelines se crean ellos mismos.

-La bandera tiene 3 colores, y son los colores favoritos de cada uno de ellos

– Hay mucha vegetación y todos los animales son libres y buenos.

– Los coches pueden volar

-Normas:

  1. Solo pueden conducir los chicos, si una chica quiere conducir se transforma en chico (el otro grupo discrepó ante esta norma, al final se cambió esta norma por «Todas las personas de todos los sexos pueden conducir»)
  2. Hay señales de tráfico y hay que respetarlas
  3. Los niños y los adultos son iguales, las normas son iguales para todos, y tanto los unos como los otros pueden crear nuevas normas o eliminar normas sin sentido.

Los temas que se han tratado para trabajar en este trabajo cooperativo han sido varios, aunque sin profundizar: Medio ambiente, normas, cultura,…

Una vez finalizado, cada grupo expuso su trabajo, el cual podía estar sometido a crítica; y así fue, sometiendo a crítica ambos mundos, finalizó la clase con un único mundo perfecto, el mundo del ¡¡¡CAOS EN EL MUNDO DE LA UTOPÍA!!!

"Para que un mundo sea perfecto debe estar a gusto de todos, ¿no?" Nuria 7 años